Cuidad de México a 16 de junio de 2021. (Redacción).- 

Space Jam: A New Legacy ya está disponible en las salas de cine de todo el país

En 1996, el mundo quedó completamente impactado con lo que Warner Bros. Pictures nos presentó, juntando a algunos de los dibujos animados más queridos de la cultura pop y uno de los deportistas más importantes de la década. A pesar de que ya no estaban teniendo la popularidad de antes, los Looney Tunes llegaron al cine y de la mano del mismísimo Michael Jordan para regalarnos una película que marcó a una generación, Space Jam.

Aunque no le fue bien en cuanto a críticas, de inmediato se convirtió en un clásico casi de culto para la chaviza noventera y por años se habló de que podría haber una secuela con el 23 de los Chicago Bulls. Pasó el tiempo y esto seguía siendo un simple rumor –incluso se dijo que Bugs Bunny y compañía podrían cambiar de deporte para interactuar con figuras como Tiger Woods y Tony Hawk–, pero nomás no se veía nada claro.

Finalmente llega ‘Space Jam: A New Legacy’

Para 2014, Warner Bros. confirmó que ya estaba trabajando en una secuela de Space Jam, la cual protagonizaría uno de los mejores basquetbolistas de la actualidad, LeBron James. Por supuesto que esta noticia nos emocionó, porque queríamos ver una vez más a los Looney Tunes en la pantalla grande, pero realmente pegamos el brinco de felicidad como niñ@ en 30 de abril cuando aparecieron las primeras imágenes de la cinta y el tráiler oficial.

Finalmente, 25 años después del estreno de la película original, Bugs Bunny, el Pato Lucas, Lola Bunny, Piolín y demás vuelven a jugar el partido de sus vidas con una figura de la NBA dentro de un universo lleno de referencias a la cultura pop y sobre todo, a las franquicias y personajes que Warner ha adquirido durante todo este tiempo y la pregunta aquí es, ¿esta historia es igual de buena o supera a la que vimos en 1996?

Una historia que nos recuerda a la original, pero con su propia personalidad

*Y antes de cualquier cosa, esta reseña no tendrá ningún spoiler*

En Space Jam: A New Legacy seguimos a LeBron James y su hijo Dom. El jugador de los Lakers de Los Ángeles quiere que su retoño sea igual de bueno que él, es por eso que lo obliga a entrenar basquetbol como si no hubiera un mañana. Sin embargo, el niño tiene un enorme talento y gusto por el mundo de los videojuegos, así que como verán, las cosas entre ambos se ponen tensas por sus diferentes perspectivas y pasiones.

Por distintas circunstancias, los James viajan al multiverso de Warner: Dom conoce a una inteligencia artificial malvada llamada Al-G Rhythm –interpretado por Don Cheadle–, mientras que LeBron termina con los Looney Tunes en busca de ayuda para rescatar a su hijo. Y sí, es aquí donde este algoritmo le propone jugar un partido no solo para salvar al pequeño, también al mundo y al universo de Bugs Bunny. Aunque las cosas no serán nada fáciles.

De entrada y sin dar más detalles, la trama de Space Jam: A New Legacy nos recuerda un poco a la de 1996. Pero en esta ocasión decidieron darle un toque mucho más familiar y con la que quizá, aquell@s que vieron la película original en sus años de juventud y ahora tienen hij@s, podrán identificarse. A resumidas cuentas, no se complicaron nada con la historia, pero incluyeron elementos del mundo actual para darle un nuevo giro y personalidad a la cinta. 

 LeBron James y la debilidad del villano

Aunque nos duela admitirlo y a pesar de que es una leyenda del deporte, cuando Michael Jordan protagonizó Space Jam demostró que no tenía tantos dotes para ser actor. Sin embargo, la clave para que todo el mundo amara su propia interpretación en el mundo de los Looney Tunes fue el enorme carisma que siempre tuvo dentro y fuera de las canchas, y por supuesto que las cosas no son muy diferentes en 2021 con LeBron James. 

Nos queda muy claro que el jugador le echó muchas ganas a la hora de la actuación, pero al igual de Jordan, nomás no convence que esté interactuando con los personajes animados. Otro de los puntos debatibles es el villano, Al-G Rhythm, que a pesar de tener a alguien como Don Cheadle interpretándolo, sus motivaciones para llevarse al hijo de LeBron no son tan fuertes como para proponerle un partido de vida o muerte, haciéndolo ver un tanto débil.

La nostalgia de ver una vez más a los Looney Tunes en el cine

Por otro lado y sin clavarnos en detalles, el simple hecho de ver reunidos una vez más a los Looney Tunes en la pantalla grande, hace que valga la pena ver Space Jam: A New Legacy. La pandilla se junta luego de un suceso que los hace tomar distintos caminos y no importa si tienes 70 años o apenas eres un retoño, cualquier que haya crecido viendo las aventuras de Bugs Bunny y compañía saldrá muy contento de la sala de cine.

Lo más impresionante de toda la película es que tenemos chance de disfrutar de versiones de estos personajazos en animación tradicional y en CGI, algo que sin duda les volará la cabeza. Y no solo eso, sino que de igual manera, interactúan con los personajes de otras franquicias, demostrando que a pesar de llevar tantos años en nuestras vidas y dentro de la cultura popular, pueden actualizarse y seguir vigentes para una nueva generación. 

Hay que sacar una lupa para encontrar todos los cameos

Tocando el punto de las referencias, desde el tráiler de Space Jam: A New Legacy nos quedó muy claro que este sería uno de los crossovers más importantes de la historia. Y a pesar de que nos encantó ver a los Looney Tunes junto a personajes de Game of Thrones, DC, Matrix, Hanna-Barbera y más , la realidad es que visualmente parecen un enorme collage complicado de mirar.

Por momentos, se siente como si Warner Bros. hubiera incluido todo esto solamente para enseñarnos todas las propiedades intelectuales con las que cuentan, porque no aportan nada a la trama, solamente los vemos en el público que está disfrutando del partido entre el Tune Squad y el Goon Squad. Eso sí, si a ustedes les encanta buscar los easter eggs en las películas, este será un buen reto visual porque tendrán que ver la cinta al menos para encontrar todas las referencias.

Y ojo, para todos los que estaban esperando un cameo de Michael Jordan en Space Jam: A New Legacy, les contamos que sí aparece, solo que no como muchos lo imaginan

‘Space Jam: A New Legacy’ divertirá a toda la familia

A grandes rasgos, Space Jam: A New Legacy es una película que cumple y bien con su función de entretener, hacer que desconectemos un rato la mente viendo este juego de proporciones colosales y que estamos seguros que tanto chicos y grandes disfrutarán por igual: ya sea por los chistes –que parecen dirigidos completamente a lo más pequeños–, buscando todos los cameos que hay en pantalla o simplemente viendo a LeBron jugar con Bugs Bunny y compañía.

Esta no es una secuela directa de la cinta de 1996 –aunque hay algunas referencias– y tampoco nos aventamos a decir que es peor o mejor que la original–, porque tiene su propia personalidad y así como lo hizo Michael Jordan con su aventura, es probable que la película se convierta en un hito cultural de esta generación, a pesar de la crítica y cualquier cosa que nosotros podamos decir sobre ella, por algo se llama A New Legacy, ¿no creen?