Alemania registró su segunda cifra más alta en el balance de coronavirus

Ciudad de México, 21 de octubre de 2010. La pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan ha dejado en las últimas 24 horas en Alemania 6.868 casos nuevos y 47 muertos, lo que supone la segunda cifra más alta en el balance diario de toda la serie histórica, frente a los 4.325 contagios y los doce muertos de la jornada anterior, según el balance publicado este martes por el Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental alemana encargada del seguimiento de enfermedades infecciosas.

Con los nuevos datos, el balance de la pandemia en Alemania se eleva este martes a 373.167 personas contagiadas y 9.836 víctimas mortales. En cuanto a las recuperaciones, 298.300 personas han conseguido superar la COVID-19, la enfermedad respiratoria generada por el coronavirus, incluidas 3.500 personas que han recibido el alta en las últimas 24 horas.

Renania del Norte-Westfalia sigue encabezando la lista de estados más afectados con 92.694 casos y 1.963 fallecidos, seguido de Baviera, con 80.880 y 2.720 fallecidos, y de Baden-Wüttemburg, con 60.721 casos y 1.936 decesos. La capital, Berlín, registra 21.905 casos y 241 fallecidos.

Alemania es uno de los países más afectados por la crisis del coronavirus en Europa después de España, Francia, Reino Unido e Italia. El país alcanzó el pico de contagios en el marco de la pandemia entre finales de marzo y principios de abril, con más de 6.000 casos diarios, tras lo cual la cifra cayó para volver a aumentar en julio.

El número de nuevo contagios depende también de la cantidad de test que se realizan, que entonces era notablemente inferior.

El factor de reproducción (R) menos estable, basado en una comparativa de las infecciones en un intervalo de cuatro días respecto a los cuatro días anteriores y que refleja la evolución de contagios de hace aproximadamente una semana y media, bajó de 1,44 a 1,35, señaló ayer el RKI en su informe diario.

En tanto, el factor R que toma en consideración las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores, y que por lo tanto es considerado más estable al permitir un mayor balance de las oscilaciones derivadas de brotes localizados, se sitúa en 1,25, frente a 1,35 un día antes.

En este contexto, el primer ministro de Baviera, Markus Soeder, reclamó este lunes que el uso de las mascarillas sea obligatorio en espacios exteriores en las zonas en las que se han registrado altas cifras de contagios, según la agencia de noticias DPA.

Soeder dijo que el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores debe ser obligatorio en los lugares en los que se registren más de 35 casos nuevos por cada 100.000 habitantes durante un periodo de siete días.

El primer ministro de Baviera destacó que Alemania ha conseguido hasta la fecha evitar un segundo confinamiento y subrayó que si se cumplen las medidas necesarias, no habrá que proceder con un cierre. “Eso depende de cómo las personas apoyan estas medidas o no”, afirmó Soeder.

Con información de Europa Press