Aramburuzabala se va de México

Ciudad de México, 06 de noviembre de 2020. El columnista Darío Celis explica que la empresaria fue muy beneficiada con la asignación de contratos en las dos administraciones anteriores, situación que no se repitió con la actual.

Una de las empresarias más conocidas en el país está en vías de vender sus negocios en México y buscar invertir en Estados Unidos o Europa, asegura Darío Celis, columnista de El Financiero.

Se trata de María Asunción Aramburuzabala, quien fuera accionista de Grupo Modelo y emprenderá su salida del país por una razón: la falta de asignación de contratos con el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El columnista señala que Aramburuzabala fue una empresaria muy beneficiada en este aspecto en las dos administraciones anteriores, pero especialmente en la de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, con la llegada de López Obrador, la empresaria ha ido perdiendo contratos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT); el Servicio de Aduanas; la Secretaría de Gobernación; el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), enlista Celis.

Esa no fue la única pérdida de la empresaria con el Gobierno de López Obrador. El columnista explica que Aramburuzabala terminó aceptando un descuento “muy grande” en la deuda que la administración federal tenía con sus negocios para poder cobrarla.

“La hija de uno de los fundadores del mítico Grupo Modelo decidió vender sus negocios y emigrar de México. Invertirá en Estados Unidos y en Europa, como lo están haciendo más empresarios”, agrega el columnista.

Una de las empresas que venderá es Kio Networks, firma dedicada a los centros de datos y servicios de tecnologías de información. Su hijo Pablo Zapata Aramburuzabala quedará al frente de otros, apunta Celis.