Biden se compromete a reincorporar a EE UU al Acuerdo de París

Ciudad de México, 6 de noviembre de 2020.El favorito para hacerse con la presidencia anuncia que tomará la medida el primer día de su posible mandato.

Estados Unidos no ha terminado de contar los votos que determinarán quién será el próximo presidente, pero Joe Biden, que ya se ve en la Casa Blanca, se ha comprometido este miércoles a reincorporar al país en el Acuerdo del Clima de París el primer día de su posible mandato. El anuncio del favorito hasta ahora para hacerse con la presidencia, aunque todavía faltan seis Estados por definir, llega el mismo día que la potencia mundial hace efectiva su retirada del pacto firmado por 195 países contra la crisis climática por decisión de la Administración de Donald Trump.

EE UU se ha sumado a los siete países que se mantenían al margen de los esfuerzos comunes por combatir la crisis climática: Eritrea, Irán, Irak, Libia, Sudán del Sur, Turquía y Yemen. Sin embargo, ninguno de ellos tiene ni la importancia ni ha contribuido tanto a generar el problema del calentamiento global como la primera potencia mundial, que ha expulsado más gases de efecto invernadero a la atmósfera en la historia (actualmente es el segundo emisor por detrás de China).

La retirada del pacto fue una de las promesas de campaña de Trump en 2016. Cuando no llevaba ni seis meses en la Casa Blanca hizo el anuncio de manera oficial y el 5 noviembre de 2019, lo formalizó. Era el primer día que le estaba permitido según las normas del acuerdo de la ONU. La salida fue solo una de las medidas que adoptó el presidente estadounidense contra los esfuerzos para atajar la mayor amenaza que enfrenta la humanidad. Trump también dio marcha atrás en decenas de órdenes y programas medioambientales impulsados por su antecesor Barack Obama, desde la eliminación a las protecciones de las perforaciones offshore hasta la supresión de los controles de emisiones de metano en pozos de petróleo y gas, entre otros.

De llegar a la Casa Blanca, Biden quiere volver a tender puentes con el mundo en la lucha contra el calentamiento global. El convenio colectivo tiene como objetivo evitar que las temperaturas del planeta suban 2 grados centígrados por encima de las temperaturas anteriores a la revolución industrial. Esa es la cifra que los científicos han determinado como desastrosas si es que se exceden. El incremento podría provocar un aumento del nivel del mar y desastres naturales como huracanes, sequías e incendios forestales.