Con ‘doce ofrendas a su recuerdo’, Tláhuac vive a sus muertos

Ciudad de México, 3 de noviembre de 2020. La pandemia ocasionada por el Covid-19 generó cambio de paradigma en las celebraciones, pero con ‘12 Ofrendas a su recuerdo’ Tláhuac demostró porque es un sitio emblemático de esta tradición que nos da a los mexicanos identidad mundial.

Como parte de la tradición de Día de Muertos en nuestro país, hogares de Tláhuac se llenaron de luz y color para recibir a sus fieles difuntos, quienes en su regreso del más allá, disfrutaron de las ofrendas que les fueron puestas con amor y esmero.

La pandemia ocasionada por el Covid-19 generó cambios significativos, pero hoy más que nunca con ‘Doce ofrendas a su Recuerdo’ integrantes del colectivo de Embajadores de la Paz de la localidad, vivieron a sus muertos.

En las doce coordinaciones territoriales que conforman Tláhuac fueron colocadas doce ofrendas, cada una con un toque muy especial, no estuvieron abiertas al público, y pudieron ser apreciadas a través de las redes sociales.

Rigoberto Salgado Vázquez, diputado del Congreso de la Ciudad de México y destacado embajador de la Paz refirió al 2020 como un año muy difícil para la humanidad, ‘ya que la muerte es hiperactiva y deambula en las calles esperando seducir a incautos.

Muchos de nuestros seres queridos lamentablemente han sucumbido a los encantos de la enigmática flaca, y no es que estemos peleados con ella, ni mucho menos, pues ésta, también es parte de la vida… y en Tláhuac, la respetamos mucho, pues nos da identidad mundial’.

El representante local recordó a San Andrés Mixquic, uno de los siente pueblos originarios de la demarcación, como el de mayor arraigo y tradición en la manera de rendir culto a sus muertos. El pueblo de Mixquic es famoso por su llamada “alumbrada” en el panteón durante la noche del 2 de noviembre para despedir a las ánimas de este plano terrenal.

Salgado Vázquez dijo que la muerte es parte de la vida y es algo muy natural por lo que algún día todos tenemos que pasar, pero que ahora con la pandemia es la forma lo que no gusta. ‘es tan arrebatado todo, tan rápido, tan distante, tan terrorífico, y la muerte así no nos gusta, y no nos sabe. Sabemos que no es ella, sino ese terrible bicho, que la esclaviza y la quiere enemistar con nosotros, por ello hay que continuar cuidándonos y quitarle carga a la flaca’.

Nosotros quisiéramos despedir como se debe a los que emprenden el gran viaje, aquellos que se mudan al espacio que está detrás de las estrellas.

Finalmente el diputado dijo esperar pronto pase este trance, que al tiempo, este 2020 nos ha hecho valorar más la vida, y los que dejaron el plano terrenal, no están muertos, porque viven en nuestro corazón