Reprueban PRI y PAN iniciativa sobre Guardia Nacional

Ciudad de México a 21 de Noviembre del 2018 (La Jornada).-La iniciativa presentada por Morena para realizar reformas constitucionales que permitan la creación de la Guardia Nacional fue cuestionada por legisladores de PAN y PRI, con el argumento de que se oponen a la militarización de la seguridad pública en el país. Incluso, el tricolor sostuvo que se requiere de una reforma constitucional la cual los priístas no están dispuestos a respaldar.

El coordinador de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, recordó a los legisladores de Morena que para crear la Guardia Nacional se requiere mayoría calificada, ya que es necesaria una reforma constitucional y su bancada no está dispuesta a avalar que se militarice el país.

Consideró muy grave que en la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se descalifique a la Policía Federal, que es una corporación de élite, certificada y reconocida a escala internacional, por lo que resulta preocupante que el nuevo gobierno proponga prácticamente su disolución.

A su vez, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, reprochó la iniciativa de Morena para crear la Guardia Nacional porque se está militarizando en los hechos la seguridad en México.

También diputados del PRI en San Lázaro pugnaron por el fortalecimiento de las policías estatales y propusieron que los que no acrediten el control de confianza no puedan continuar en la corporación.

“En lo que no coincidimos es en su propuesta, porque está militarizando en los hechos la seguridad en México, está poniendo como primeros respondientes a los militares, y no incluye el fortalecimiento de las policías civiles, federal, estatal y municipal. Su coordinación, su capacitación, su equipamiento ni su organización.

Con esta iniciativa vemos que al parecer la estrategia del próximo gobierno será poner en manos de militares la seguridad de los mexicanos.

Por su parte, el legislador priísta Rubén Moreira Valdes llevó a tribuna la iniciativa de su partido para que la ciudadanía recobre la confianza en las instituciones policiacas y se garantice que quienes formen parte de ellas no se coludan con la delincuencia organizada.

Es indispensable que los elementos que no acrediten el control de confianza no puedan continuar prestando sus servicios ni siquiera en una área administrativa, en otra institución de seguridad pública o de protección civil.